Protección de laderas en Japón: Noriwaku (法枠)

El archipiélago japonés es en realidad un conjunto de picos de una gran cordillera sumergida. El 73% del territorio es montañoso, por lo general cubierto de bosques, cruzados por rápidos corrientes de ríos que forman majestuosas cascadas. 
Figura 1. Mapa de relieve del archipiélago japonés. Fuente: Mapas en Relieve de la Tierra

Japón se encuentra localizado en una zona geológicamente muy activa. Cada año se producen terremotos de considerable magnitud, y en algunas ocasiones de gran magnitud, que, en algunos casos causan grandes desastres, como el terremoto de Tokyo, en 1923; o el terremoto de Kobe, en 1995; o el terremoto de Tohoku en 2011, entre muchos otros. Además, por su posición geográfica, durante el a;o, las cuatro estaciones (invierno, primavera, verano y otoño) están muy marcadas. Generalmente durante el verano, el país es azotado por tifones (huracanes), mientras que en el invierno, el norte (isla de Hokkaido, donde me ha tocado vivir los últimos 3 años) se cubre totalmente de nieve, con niveles que en algunas ocasiones alcanzan hasta los 8 metros de espesor.

Las condiciones geográficas y geo-meteorológicas son propicias para que los deslizamientos e inestabilidades de ladera sean una realidad a enfrentar. Japón presenta una infraestructura de primer mundo. Autopistas y vías férreas cruzando montañas, a través de túneles y majestuosos puentes, conectando islas, permiten que el país se mantenga como una de las economías más fuertes del planeta. Pero para ello, las vías de comunicación deben mantenerse en funcionamiento, y mantener los deslizamientos a raya es una prioridad. 

Los japoneses han dedicado gran cantidad de recursos a la investigación de deslizamientos y medidas de protección. Por regla general, acá los problemas se atacan de frente, con medidas duras. Se prioriza la acción directa, antes que las medidas indirectas. Eso es positivo, porque los resultados se pueden medir, pero los costos son elevados. Algo que en nuestros países no nos podemos dar el lujo (todavía) de aplicar. 

Hay un método de protección de laderas y taludes, que al parecer solamente en Japón se aplica, por lo menos, eso es lo que se dice en internet. Se llama en japonés, 法枠 (noriwaku). El significado de ambos kanjis, da una idea del significado del método. El primer kanji (法, nori) significa método; mientras que el segundo, (枠, waku) significa, marco, armazón. De tal forma, que el método podría traducirse como "estabilidad de taludes y laderas mediante el método de marcos". Dichos marcos, usualmente están fabricadas de mortero reforzado (esprayado), y en raros casos de concreto. La razón por la que están hechas de mortero, es que este es bombeado a través de mangueras, al ser concreto, esta actividad se complica un poco. 

En este post, voy a compartir algunas fotografías tomadas de la red, y otras tomadas de un proyecto en el que estoy directamente involucrado. 
Estabilización de laderas mediante el método de marcos de mortero reforzado. Este método es efectivo, debido a que permite la filtración de agua, y a su vez, protege de la erosión (1)
Protección y estabilización de laderas, mediante el método de marcos de mortero reforzado, en áreas semi urbanas (1)
En el espacio existente entre los marcos, es rellenado con material suelto, y semillas de vegetación resistente, cuya característica principal es que poseen raíces muy largas y fuertes, con el fin de contribuir con la estabilidad a la ladera. 
Japón, siendo un país montañoso, este método es muy común para proteger laderas y taludes en las carreteras (1). 
Los marcos están constituidos por mortero reforzado. El mortero es bombeado por medio de mangueras, e inyectado directamente en la armadura previamente instalada. El mortero utilizado es de revenimiento cero, y contiene como aditivo principal fibra sintética (2). 
Como medida adicional, en laderas con pendientes mayores a los 45 grados, se instalan anclajes en cada intersección. Dichos anclajes son instalados a tensión, y conectan directamente la superficie hasta la roca sana. Es decir, atravesando la superficie débil o de deslizamiento.
En este esquema amplificado, puede observarse el anclaje, conectando la masa moviente de suelo, con la superficie estable. Atravesando la superficie de deslizamiento. En el caso del noriwaku, o método de marcos de concreto (o mortero), cada interseccion es conectada al subsuelo. En otra ocasión, espero hablar del método de los anclajes, tienen realmente su teoría, no son tan sencillos, ni su instalación, menos su estructura. La profundidad de cada uno es variable, en el caso del proyecto en el que estoy trabajando ahora, se utilizan dos tipos, uno de 3.5 y 4.0 metros de largo. La tensión a la que son sometidos, depende del peso de la estructura, y de la masa de suelo que sostienen (3).

Fuentes